sábado, 21 de enero de 2017

(Hoax) "Línea de prevención del suicidio"



Se trata de otro hoax o mentira informática que se difunde en Facebook.  Dudé desde que lo empecé a ver en varios muros/biografías de conocidos, pero no tenía tiempo para investigarlo en profundidad.

Sin embargo, había llegado a encontrar que el número era muy similar al de EE.UU. 

Bueno, el blog "Generemos Conciencia" sí se tomó el trabajo de investigar y publicar el verdadero número de asistencia al suicida en la CABA y para el resto del país. A continuación la información que compartieron:

La falsa Cadena de Asistencia al suicida
por Generemos Conciencia · diciembre 29, 2016

En estos dias se hizo viral por facebook principalmente un pedido.
“Podrían, al menos tres de mis amigos de facebook, por favor copiar y pegar?
Linea de prevención del suicidio: 0800-273-8255. ¿Alguien lo puede hacer?”

Como idea es buenísima, pero hay un pequeño problema.

El número en cuestion no es 0800-273-8255, este número es de EEUU, es 1-0800-273-8255.

El número de asistencia al suicida en CABA es el 135, y para todo el pais es el 011 5275 1135.

Lamentablemente la asistencia al suicida no es las 24 hrs, asi lo explican en CAS (Centro de atención al Suicida)
http://www.casbuenosaires.com.ar

Sería bueno que antes de compartir una cadena verifiquemos la veracidad de la misma, sino una buena acción termina siendo… NADA.

Fuente: La falsa Cadena de Asistencia al suicida [Entada de blog]. (2016, Diciembre 29). Visto por última vez Enero 21, 2017, desde La falsa Cadena de Asistencia al suicida. (2016). Generemos Conciencia. Recuperado de http://generemosconciencia.org/la-falsa-cadena-de-asistencia-al-suicida 

domingo, 15 de enero de 2017

El fracaso de las "nuevas tecnologías". ¿Un eterno deja vu?

"Déjà vu o deja vu es un término francés que significa “ya visto”. El concepto describe la sensación que experimenta una persona al pensar que ya ha vivido con anterioridad un hecho que, en realidad, es novedoso. El responsable de acuñar el término fue Émile Boirac, un parapsicólogo francés que nació en 1851 y falleció en 1917." (http://definicion.de/deja-vu)

En esta entrada voy a compartir a continuación estas reflexiones con la intención de que intenten adivinar en qué fecha fueron publicadas.
¿Y dónde está el problema?

Llevo 18 años trabajando en la temática de las nuevas tecnologías (¿hasta cuándo les diremos "nuevas"?) en la educación. Y muchas veces me he preguntado por qué han fracasado tantos proyectos (gubernamentales y privados), y por qué estas herramientas no logran incorporarse con naturalidad en las aulas, tal como ocurre en otras áreas, como he señalado en Editoriales anteriores.

Excusas he escuchado muchas a lo largo del tiempo. En general, siempre han recaído en cuestiones técnico/operativas: "no hay suficientes máquinas", "las computadoras son viejas", "no hay soft educativo para esta asignatura", "Internet es lento", "la red se cae a cada rato", "el soft no trabaja en red", "no se puede incorporar en el horario curricular", etc.

A través de los años, muchos de estos inconvenientes se han ido superando, lo cual era lógico que así sucediese, tarde o temprano. ¿O Ud. supone que Internet será así de lenta dentro de no más de tres años? Sin embargo, los problemas de integración siguen. Lo cual, indefectiblemente, lleva a pensar que el foco del problema no debería ser el técnico-operativo, sino el de los recursos humanos.

Si bien muchas veces se ha dicho que "la capacitación docente debe ser prioritaria" (de hecho nuestra Organización tiene ese lema), pocas veces nos hemos detenido a pensar en las actitudes de algunos de los actores del proceso educativo en su quehacer diario. Veamos:
  • Hasta no hace mucho, algunos docentes pagaban cursos en academias para "informatizarse". Es cierto que, en la mayoría de los casos fueron virtualmente estafados con cursitos de "Ofimática" que poco aportaban a su desenvolvimiento pedagógico y donde no podían comprobar cuál era la verdadera utilidad de estas herramientas en sus actividades. Como consecuencia, y con ese antecedente en contra, muchos de ellos consideran que "la hora de Informática" (aún cuando esté incluida dentro de horas curriculares como contenido transversal) es "hora libre", como Plástica o Música, y por lo tanto se desentienden de la clase donde ellos deberían ser parte activa. Y en algunos casos, cuando las autoridades los obligan, concurren a corregir cuadernos. Se puede aducir que, al estar mal pagos, muchos docentes están cansados de dar, y no ser justamente reconocidos. Pero, ¿ayuda en algo esta actitud al propio docente?
  • Algunos representantes legales de colegios, cuando necesitan un "profesor de informática", no se preocupan demasiado en buscar en alguno de los profesorados y/o universidades que están brindando esta especialización, y por el contrario llaman al vecino de "Don Fulvio" (el portero del colegio) quien se recibió de "analista", y es una persona de confianza (obvio). Y cuando la "experiencia informática" fracasa dicen que "esto de la computación y de Internet es todo un verso".
  • Y los directivos también. ¿Cuántos son los que eluden la cuestión diciendo que es una competencia del "coordinador de informática", cuando en realidad lo que se debería discutir no es si Pentium II o Pentium III sino estrategias educativas? ¿Cuántos son los que se han preocupado últimamente por analizar en reuniones de profesores, por ejemplo, el impacto de Internet en cada una de las asignaturas, y su posible incorporación como herramienta de trabajo?
Como puede observarse, la problemática de las computadoras en las aulas es algo más que la compra de 15 máquinas, y su correcto funcionamiento.

Cuando tomamos esta perspectiva, la de los recursos humanos, los errores de implementación surgen clara y espontáneamente, y consecuentemente podemos comenzar a analizar las soluciones posibles.

A título personal creo que, además de un equipamiento indispensable, en un colegio deberían coadyuvarse los siguientes factores para que un Proyecto tuviese alguna factibilidad de éxito en el tiempo:
  • Un alto grado de participación y control, en cuanto a objetivos pedagógicos se refiere, por parte de los directivos (en vulgar: una Directora que "se meta").
  • Una decidida actitud de los dueños (o las autoridades gubernamentales que correspondan) para solventar económicamente el Proyecto (en vulgar: un dueño que "se juegue").
  • Un compromiso total de los docentes para integrase y capacitarse. No sólo por sus alumnos, por su vocación, o porque se los obligan, sino por ellos mismos. Por su futuro (en vulgar: docentes "con ganas").
  • Un coordinador responsable del Proyecto que aporte ideas y metodologías concretas, con un sólido conocimiento de la temática (en vulgar: un coordinador que "se mueva").
No es cuestión de echar culpas. Simplemente, cada uno, desde su respectiva función, debe asumir sus responsabilidades. De lo contrario seguiremos engañándonos con una letanía de excusas que poco aportará al crecimiento de esta actividad.

Hasta la próxima.
Lic. Jorge Rey Valzacchi
Interesante, ¿no?
Es un editorial del autor mencionado en su libro "¡Zambúllete!", que originalmente publicó el 15 de noviembre de 2000. 

Sí, hace 16 años ya. Sin embargo, no pierde actualidad. 
Mientras lean esta entrada, los chicos argentinos siguen sin aprender con las computadoras, ya sean las netbooks o las del Aula de Informática. Porque desde los ministerios de educación de nuestro país se sigue insistiendo con "la enseñanza transversal" de contenidos y habilidades que claramente son parte de una disciplina, como programación y el pensamiento computacional.

Si de verdad queremos que TODOS los chicos aprendan, no sólo los que tienen la suerte de tener clases con algún/a docente "innovador", es imprescindible la creación del espacio curricular para #LaInformáticaComoMateria en todas las escuelas del país.

http://adicra.com.ar/

El sitio de la publicación original:
Pueden ver más sobre el libro en:

domingo, 1 de enero de 2017

El 2016 de la //ADICRA


Como ya sabrán si leen de vez en cuando este blog, ADICRA (Asociación de Docentes de Informática y Computación de la República Argentina) es una asociación civil que estamos llevando adelante con un grupo de colegas docentes de la disciplina.

En esta entrada haré un punteo de los que considero hechos destacados que protagonizamos durante 2016.
El objetivo principal ya está encaminado: Lograr que la asociación civil se concrete legalmente. El 11 de agosto se firmó el "Acta fundacional" en la Escribanía Becerra -Campana 2994 de la CABA-. Lamentablemente, sobre todo para nosotros los informáticos acostumbrados a lo digital y la inmediatez de las TI, es un trámite con papeles y muuuuy largo. El escribano nos tiene al tanto de los avances, pero hasta bien entrado este 2017 no estará finalizado. Un paso fundamental para dejar de ser solo "un grupo aislado de profesores preocupados porque los chicos no aprenderían su materia en las escuelas".

sábado, 17 de diciembre de 2016

Aprender haciendo mucho: los mitos de ser "multitasking"

Otra publicación, esta vez de una docente venezolana, en la misma línea de las entradas que voy agrupando con la etiqueta multitarea en [PQS] Para que sepan.
 
Manejar directo a una reunión, revisar el celular para enviar un mensaje al encargado de llevar el café y a quien tiene la presentación, retocar el maquillaje, calcular el tiempo que nos tomará llegar con el tráfico complicado y tomarnos el primer café del día. Todo simultáneamente. Sí, las mujeres pareciéramos estar mejor equipadas para la multitarea o «multitasking», pero eso es un mito.

El escenario anterior pudo ser el perfecto momento previo a una película de terror: vuela el café caliente por los aires cuando nos agachamos a recoger el celular que se ha caído al piso del carro, mientras frenamos repentinamente al enterarnos que quien debía llevar la presentación a esa reunión tan importante no podrá llegar. El resultado final: se nos ha corrido la máscara de pestañas.

En realidad, ser multitarea está sobrevalorado. Nadie puede hacer muchas cosas al mismo tiempo y hacerlas con los más altos niveles de excelencia. Aunque nuestro cerebro está capacitado para manejar varias tareas a la vez (caminamos y respiramos simultáneamente, por ejemplo), la automatización es necesaria para que eso ocurra con propiedad.

¿Nuestro cerebro es multitasking?

Ser multitarea es asunto de la evolución (Thank you, Mr. Darwin!). Pero aun cuando hemos respirado y caminado simultáneamente toda la vida, las nuevas tecnologías digitales nos han brindado una mejor comprensión de lo que significa verdaderamente ser multitarea. Si un computador es capaz de procesar grandes cantidades de información de formas distintas, ¿por qué no nuestro cerebro?

Hoy día es una necesidad hacer varias cosas a la vez (además de caminar y respirar). Pero creer ciegamente que hacer muchas cosas a la vez es signo de mayor productividad es un gran error. En realidad lo que hacemos es pasar de una tarea a otra con pasmosa velocidad y eso, amigos míos, no es lo mismo que caminar y respirar. Al contrario, es caminar un paso sosteniendo la respiración y luego, antes de dar el siguiente paso, respirar.

Científicamente hablando, a parte de las funciones propias del cuerpo (sí, como caminar y respirar), nuestro cerebro sólo puede realmente concentrarse en una tarea a la vez. Por ello, cuando creemos estar haciendo muchas cosas simultáneamente, en realidad hacemos una tras otra velozmente.